LA MACA SIGE EN LA LUCHA

    

    Somos una respuesta social en defensa de nuestros derechos y de la libertad

    La última temporada ha sido especialmente dura para nosotros.Fue en febrero de 2016 cuando nos vimos obligados a cerrar nuestras puertas para dar cumplimiento a la petición del juzgado nº20 de Barcelona, pese a quedar asombrados por poner en duda el derecho básico de asociación. Aquella era una más de las diferentes causas que como colectivo habíamos acumulado. Después de cuatro causas archivadas ,hoy podemos anunciar que  hemos superado el primer juicio con relativo éxito, hemos sido absueltos sin indicio de delito

    Esta sentencia, dictada en Tortosa,  también nos da fuerza para continuar trabajando por la paz en materia de Política de Drogas. La Maca fue una de las primeras asociaciones cannábicas a establecerse en Cataluña y ser pionera en abrir un servicio de acompañamiento terapéutico liderado por el Dr. Joan Parés. La MACA es una asociación comprometida que la conforman socios corresponsables de un proyecto de lucha política en defensa de los derechos de las personas usuarias de cannabis. La MACA forma parte de la CatFAC y la ConFAC, de ENCOD, de REMA, forma parte del CAB, del CJB, del consejo de barrio, del grupo de trabajo de Drogodependencias del Ayuntamiento de Barcelona. Es una asociación que se dedica a mejorar las condiciones de las personas que viven en su barrio, que se preocupa por el entorno, que participa activamente. En definitiva, que trabaja incansablemente para la convivencia ciudadana.

    La MACA está formada por personas como , para hombres, mujeres, padres, madres, trabajadores, estudiantes, parados, jubilados ... por activistas que quieren hacer oír su voz para dar protagonismo a las personas usuarias de cannabis. Para una sociedad que se une para crear cambios y dar alternativas al puño de hierro que nos sigue ahogando con hipocresías y sistemas de control populares.

    Damos las gracias a a todas aquellas entidades, personas y empresas que nos han apoyado. En especial, queremos dar las gracias a las personas socias, que con su valentía, fidelidad y compromiso han echado adelante este proyecto, sin ellas nada de esto habría sido posible.

    Hoy  estamos  satisfechos  por  corroborar  nuestras  convicciones.  Pero  tenemos  más  causas pendientes y un futuro incierto sin una regulación integral del cannabis. Es hora de mover ficha, por los derechos y la libertad!

                La MACA

ARAFAC